jmlHe leído diversos comentarios de feministas celebrando efusivamente el nombramiento de Lorena como el portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid sustituyendo a José Manuel. Sin embargo, creo que el feminismo ha retrocedido enormemente con esa decisión de Podemos. Por un lado, porqué mal favor se hace al feminismo si operaciones palaciegas y comportamientos sectarios se disfrazan de feminismo poniendo a una mujer como escaparate del movimiento.

Ramón Espinar desde el primer día en que ganó las votaciones ya expresó que José Manuel debería dimitir ignorando claramente dos aspectos: por un lado que una ha sido una elección para órganos internos y la otra unas elecciones primarias para cargos públicos en la Comunidad de Madrid. Pero el aspecto más negativo es incluir el concepto de que para aplicar las políticas aprobadas por un partido sólo sirven aquellas personas que han defendido esas políticas. Con ello se da al traste con una cosa que ellos mismos dicen  defender y es que una vez que sea aprobada una determinada política todas y todos deben asumir y funcionar en ese marco.

Por otro lado, se dice que la decisión ha sido tomada en un órgano (el Consejo) como si por eso ya estuviera todo justificado. Lo que legitima una decisión es la legitimidad de la decisión, no que la tome una persona o un Consejo o un Gobierno (sino no podríamos deslegitimar ninguna de las medidas ilegitimas que toma el PP un día si y otro también). Eso dejando de lado que lo que hace un Consejo casi monocolor es sancionar la decisión personal que tomó Ramón Espinar el mismo día de ganar las elecciones (alguien tenía que pagar lo de su piso –además del comprador-).

Vuelvo al hilo del feminismo. Defendí donde pude, las palabras de Pablo Iglesias sobre feminizar la política y que tantas criticas y manipulaciones tendenciosas recibieron, incluso por parte de feministas.

Entiendo que si hay una persona en Podemos que representa mejor ese concepto es José Manuel. Por su trayectoria social ayudando a la gente, trabajando en los barrios periféricos de Madrid con la gente más necesitada, cuidando de la gente. Sus propias formas de expresión, sus gestos, demuestran que estamos ante una persona que sabe querer y que sabe tratar con “ternura” a la persona que tiene enfrente. Para una persona (masculina) que cumple perfectamente ese prototipo de feminizar la política. Resulta que se lo cargan y las feministas (no todas) aplauden. ¿Entienden que feminizar la política es que las mujeres ocupen mas cargos?. Yo creo que no, para eso ya tenemos la defensa de la igualdad y las medidas de apoyo como las cuotas de género. Así que han perdido una oportunidad importante de feminizar la política. A cambio hay una mujer más de portavoz, eso sí, producto de los intercambios y los juegos de tonos entre facciones. Si eso satisface a las feministas me parece que están equivocadas y que ellas debían de haber sido las primeras en alzar su voz contra la operación de sustitución de José Manuel “como elemento de feminización”.

Dejo un fragmento de “Un enemigo del pueblo” de HENRIK IBSEN Según la adaptación de ARTHUR MILLER.

DR.STOCKMAN: ¡Me rebelo contra la vieja mentira de que la mayoría tiene siempre razón! ¿Tenía razón la mayoría cuando presenciaba cómo crucificaban a Cristo?.¿Tenía razón la mayoría cuando se negaba a creer que la Tierra se mueve alrededor del Sol, y permitía que tratasen a Galileo como a un perro?La mayoría tarda cincuenta años en tener razón.La mayoría no tiene razón hasta que no obra con razón.

José Valentín Ramírez

Getafe

Anuncios