Recuperar la militancia comunista

Aportación a la XIX Conferencia de la Agrupación del PCM-PCE

José Valentín Ramírez Castanedo

Getafe, Mayo 2.007

El presente documento es una aportación para el debate que los/as camaradas del PCE de Getafe hemos de hacer en el marco de la XIX Conferencia de la agrupación. No se presenta como una alternativa al documento base presentado por el Comité Local sino como un complemento al mismo. En este texto se ha evitado incluso aquellos comentarios que pudieran parecer reiterativos con los expresados en el citado documento base. Quizás los puntos donde pudiera haber discrepancias son los apartados 4 (sobre el PCE en Getafe) y 5, poniéndose en este punto especial foco en la recuperación de la militancia.

PARTE 1 – Marco global

Como ya se señaló en los documentos aprobados en 2.005 por el XVII Congreso del PCE, la situación mundial viene marcada por el proceso de globalización de la economía y, por lo tanto, de la política. En este marco, las leyes vienen fijadas bajo el predominio de las grandes multinacionales y por los poderes económicos privados, siendo la política un instrumento al servicio de sus intereses.

Un ejemplo claro de esto fue el intento de la Unión Europea de aprobar un tratado constitucional que lejos de garantizar derechos mínimos para los trabajadores, imponía “irrevocablemente” la garantía de la libre empresa y de una economía no guiada por principios democráticos sino por la libre acción de los empresarios. El marco jurídico que se proponía supone una profundización en la creación de un espacio donde las empresas puedan moverse sin restricciones buscando exclusivamente criterios de rentabilidad y sin aportar ningún avance concreto en temas de carácter social ni laboral. Afortunadamente, el tratado se paró por el rechazo de Francia y Holanda. No obstante, en estos momentos, Alemania está intentando buscar apoyos para retomar la iniciativa y encontrar fórmulas para la consecución de sus objetivos.

La globalización de ninguna manera es un elemento de homogeneización de estados y menos de sus ciudadanos. En la medida que se profundiza en la globalización se incrementan, así mismo, las desigualdades entre unos países y otros y entre los propios ciudadanos de un mismo estado. Fenómenos como la deslocalización de las empresas son enormemente negativos: Por un lado suelen dejar sin empleo a los trabajadores cuyos puestos de trabajo se ven eliminados y por otro, las empresas con una única mira de los beneficios colocan los nuevos centros productivos en aquellos países con legislaciones que permiten mayores niveles de contaminación, peores condiciones laborales e impuestos mas bajos a las empresas. Por lo tanto, los beneficiados no son los trabajadores de los países receptores, sino las propias empresas privadas y los políticos corruptos que facilitan y garantizan los beneficios de esas operaciones.

Los instrumentos con los que cuentan las multinacionales y las oligarquías locales son múltiples: El FMI (Fondo Monetario Internacional), el BM (Banco Mundial), la OMC (Organización Mundial del Comercio), los gobiernos nacionales y los medios de comunicación de masas. El “cuarto poder” que en el pasado solía ejercer de contra-poder, en la actualidad, en todas sus expresiones: prensa, cine, TV, radio, agencias de noticias, etc. está en manos de los grandes grupos mediáticos que sólo son oposición en aquellos países donde los gobiernos intentan salirse del guión neoliberal (Venezuela por ejemplo). EEUU como gran gendarme mundial en la defensa de los principios mas reaccionarios (en ningún caso de valores democráticos), hace de poder fáctico para presionar a gobiernos e instituciones y en última instancia, ejercerá su fuerza militar cuando sea “necesario” en defensa de esos principios o de los intereses económicos de sus empresas.

Esto ha quedado patente, una vez más en la guerra de Irak. Sólo el balance de vidas humanas es contundente a la hora de examinar el conflicto como un enorme genocidio causado por los EEUU y sus aliados. Pero además, cada día está mas claro que los auténticos intereses de la guerra fueron y son, aprovecharse de la riqueza petrolera de este país. Las empresas americanas se lucran tanto de la destrucción (fabricación de armamento y pertrechos de la tropa) como de la reconstrucción (ventas de productos sanitarios, equipamientos industriales, etc.) amén de la apropiación del petróleo por la vía de las concesiones de explotación y comercialización. Sin embargo, para los trabajadores norteamericanos la guerra supone, además de las vidas de los soldados muertos, reducciones en los presupuestos sociales. Salarios cada vez más bajos y puestos de trabajo más precarios. Una reciente encuesta sobre el nivel de vida de los estadounidenses cifran en un 20% los que están en el umbral de la pobreza. Y esto no sólo afecta a comunidades negras o latinas sino al conjunto de la población (*[1]).

Hoy podemos decir con certeza que hay menos estabilidad, menos seguridad y más pobreza que antes del derrumbe soviético. En el apartado de la seguridad dos extremos a recalcar: el incremento de la capacidad operativa del terrorismo mundial, capacidad de movimiento y accesibilidad a armas más destructivas y por otra parte, y paradójicamente, el “policía” del mundo y sus aliados de las Azores, han vulnerado con el ataque a Irak la precaria legalidad internacional. La amenaza de ataques preventivos, los presos de Guantánamo, etc. son pruebas de cómo los EEUU actúan de una forma absolutamente unilateral y sin el mínimo respeto al derecho internacional que dice defender. Y todo ello con el silencio cómplice de la Unión Europea.

A los conflictos actuales existentes hay que unir otras amenazas quizás menos evidentes pero igualmente peligrosas:

  • El cambio climático, cuyos efectos ya empiezan a percibirse con catástrofes naturales cada vez más virulentas pero que no son nada en comparación con las consecuencias de un calentamiento global: incremento de los niveles del mar y, por lo tanto, inundaciones de zonas costeras, cuencas fluviales, ruptura de los actuales equilibrios meteorológicos, etc. Esto ya no es sólo una denuncia de ecologistas apocalípticos sino de científicos de organismos internacionales como la propia ONU.
  • La superpoblación y sus secuelas de hambruna, pobreza, enfermedades, enfrentamientos tribales, etc.
  • El desarrollo y extensión de nuevas enfermedades y epidemias que debido a los efectos migratorios, turísticos, etc. pueden ser mortíferas.

En el lado positivo se debe mencionar que aunque de manera todavía insuficiente, están surgiendo en todas partes grupos de ciudadanos conscientes de que “otro mundo” no solo es posible, sino necesario y de la vigencia absoluta del enunciado “Socialismo o Barbarie”.

Es destacable el avance de la izquierda en América Latina aunque es pronto para verificar si son episodios puntuales o tendencias mas profundas y sobre todo, hay que esperar a ver si en Bolivia o Ecuador y a otro nivel, Brasil, Nicaragua, Chile o Argentina, no se deslizan por los caminos de la burocracia, el personalismo y la corrupción de sus élites políticas, como parece que está pasando en Brasil con Lula o en Nicaragua con Daniel Ortega.

Hay que señalar que los gobiernos de estos países no defienden sino políticas económicas de “resistencia” pero no de consolidaciones socialistas. Es por lo tanto, muy probable que a medio plazo no sean capaces de satisfacer las necesidades o aspiraciones de las clases mas desfavorecidas que llevaron al poder a sus actuales gobernantes.

En el lado positivo también están los avances científicos y tecnológicos que serán los soportes para la supervivencia de una humanidad que incrementa su población permanentemente. Es verdad, que esos avances, al servicio de la guerra, del beneficio de las multinacionales son destructivos. Así y todo, negar los mismos es inútil y el objetivo permanente debe ser que los avances en medicina, biología, nuevos materiales, desarrollo tecnológico, etc. se apliquen en la lucha contra las enfermedades, la hambruna y a la mejora del nivel de vida de la mayoría de los ciudadanos. En Internet por ejemplo, los conservadores y los grandes grupos económicos quieren usar la red como un medio de control social y como instrumento para abrir mercados y fomentar el consumo. Sin embargo, no pueden evitar que sea un medio abierto que permite compartir experiencias y el conocimiento en y con todo el mundo.

Tras las elecciones generales de Marzo del 2.004, el PSOE ocupa la presidencia del Gobierno, en el aspecto fundamental que es la ECONOMÍA no está cambiando la política del Partido Popular y por lo tanto, van a continuar la precariedad en el empleo, de la contratación con altas tasas de temporalidad, la deslocalización y la desindustrialización, la defensa del déficit cero, etc. Mientras que se vuelve a sacar el fantasma de los futuros déficit del sistema público de pensiones, se hacen cambios fiscales que, como primera medida, van a rebajar los impuestos de sociedades en dos o tres puntos porcentuales. Se quitan las subvenciones para los casos concretos donde cumplían la labor de incentivar el empleo, producciones ecológicas, inversiones en bienes de equipo, ayuda a sectores en crisis, para beneficiar, en definitiva a los grandes bancos y grupos industriales que “pagan” el favor con más regulaciones de empleo y deslocalización de servicios.

Los problemas de los Astilleros públicos, el cierre de DELPHI o Bosch, los despidos de Atento o Panrico y otros conflictos similares dan la medida del carácter conservador del Gobierno en política económica. La respuesta que los sindicatos CC.OO. y UGT dan a esos conflictos y a las medias anti-laborales que el PSOE adopta para agradar a los poderosos, también permitirá medir si han pasado a ser parte ya del aparato neoliberal o siguen siendo instrumentos válidos para la defensa de los trabajadores. Su posicionamiento a favor de la constitución europea y su tibieza al abordar los citados conflictos, parece indicar que se decantan más por la primera alternativa.

Los niveles de empleo se han mantenido gracias al sector de la construcción. No obstante, el boom inmobiliario ha comenzado a “enfriarse”, y en los próximos años, es de prever un descenso importante del empleo en este sector. A las limitaciones salariales que van aplicando los empresarios (a pesar de sus records en beneficios) se suma el factor del incremento de la vivienda (tanto en compra como alquiler). Cada vez es más grande el porcentaje del salario que los trabajadores deben usar para cubrir la necesidad de vivienda. Ello supone sin duda, un descenso directo de las rentas reales de los más desfavorecidos. Esos descensos de renta han pasado a los bolsillos de banqueros y especuladores inmobiliarios. Tanto que tres de cada cuatro nuevos ricos españoles lo son gracias al sector especulativo inmobiliario.

El diario Expansión publicó el pasado año: “Los productos y servicios básicos que consumen los españoles han subido más del 60% de media desde la entrada del euro. Mientras el incremento salarial acumulado en este mismo periodo, según los datos oficiales, apenas alcanza el 20%”. Esto supone la pérdida de un 40% de poder adquisitivo de salarios y pensiones. Beneficiarios: las grandes empresas, sus ganancias se dispararon un 14,1% en 2003, un 21,7% en 2004, un 30% en 2005 y 2.006. Los Consejos de Administración de las grandes empresas han subido sus sueldos un 57% durante el 2.006 y mientras tanto, convenio a convenio, exigiendo moderación salarial e incrementos de un IPC claramente manipulado contra los trabajadores.

En esto el PSOE tampoco ha realizado ninguna acción distinta de lo que el PP había hecho hasta el 2.004. Mas aún, en los fenómenos de corrupción aflorados hasta ahora, están implicados tanto cargos públicos del PP como del PSOE. Es más, la corrupción empieza en el propio parlamento: El Salario Mínimo neto está en 550 euros, como la pensión contributiva mínima. Otras pensiones fluctúan entre 300 y 450 euros. Los parlamentarios se han aprobado pensiones de 3.500 euros, aunque sólo coticen los 3-4 años de una legislatura. Y esto es sólo una parte, tienen otros beneficios como servicios médicos especiales, asesores jurídicos, etc. Y luego dicen que las pensiones corren peligro. E Izquierda Unida aplaudiendo.

El criminal atentado de ETA en Barajas y las presiones y actitudes fascistas del PP, han dado la coartada al PSOE para suspender el proceso de PAZ y para agudizar una campaña de hostigamiento a la izquierda nacionalista vasca que desde nuestro punto de vista va mas allá de lo que un estado de derecho democrático debía permitir. Desde la izquierda no podemos permitir que se ilegalicen listas electorales por figurar en ellas, a veces como suplentes, personas que han figurado algún otro año en listas de Batasuna, Herri Batasuna o Euskal Erritarroz. Partidos, por otra parte, también injustamente ilegalizados. Es un esperpento que ciudadanos cuyos derechos individuales no han sido suspendidos por ningún juez, no puedan figurar en listas de otros partidos algunos de ellos, como Acción Nacionalista Vasca que abandonó Herri Batasuna para rechazar la violencia. Este rechazo figura en el artículo 2 de los estatutos de ANV. Desgraciadamente, tampoco en este caso se ha oído a Izquierda Unida denunciar estos actos fascistas por mucho que los jueces certifiquen su “legalidad”. El Partido Popular no se va a saciar con nada, dentro de poco instará la ilegalización de los republicanos, y entonces, no estamos seguros, Izquierda Unida quizás se niegue, pero como en los versos de Bertolt Brecht, ya será demasiado tarde. La defensa de la libertad, solo tiene especial valor cuando se defiende la de los demás, incluso los rivales. La libertad del pueblo vasco, el derecho de autodeterminación del pueblo vasco, es la mejor causa que el PCE e IU pueden defender en estos momentos.

PARTE 2 – Izquierda Unida

La situación actual de Izquierda Unida es de una organización en declive absoluto. La última Asamblea Extraordinaria convocada en teoría para abordar los problemas organizativos y déficit democrático de la organización, no ha supuesto sino otro acto más de la dirección por afianzar su poder frente a cualquier intento de renovación o cambio.

En Izquierda de Madrid lejos de producirse una mejora en la integración se ha agudizado un proceso de descomposición política proliferando diversos grupos nacidos no tanto por diferencias ideológicas, que las hay, sino por cuestiones de reparto de poder.

Esta visión de IU alcanza a cada federación y municipio. En la Comunidad de Madrid hemos podido comprobar como la injusta y antidemocrática elección de Ángel Pérez para el Ayuntamiento de la capital, se ha resuelto con el “apaño” entre unos y otros de colocar a Inés Sabanés como candidata numero uno para la Comunidad (cuando no había conseguido ni el 25% del apoyo de la organización). Esto no es una excepción sino un escalón más en el proceso de degradación democrática y política de IU.

Se acercan unas elecciones municipales. Los hechos descritos, mas una política de absoluto seguidismo del PSOE hacen que los ciudadanos potencialmente seguidores de la formación se decanten por la abstención o por otras formaciones que, aunque marginales, signifiquen una auténtica alternativa al PSOE-PP. El estrecho margen entre PP y PSOE va a provocar también el traspaso al voto útil y esto tendrá como consecuencia la perdida de muchos votos para IU, e incluso la pérdida de representación en muchos municipios donde ahora se está presente.

A veces pequeños detalles muestran claramente esta decadencia. Por ejemplo, hace un mes, IU de Getafe convocó un acto público para presentar la candidatura y “celebrar los 10 años en el gobierno municipal”. El acto contó con un despliegue publicitario importante, incluidos anuncios de pago en la prensa local. Pues bien, al mismo no asistieron ni cuarenta personas. Es decir, menos de lo que suman el Consejo Político y los candidatos.

PARTE 3 – El Partido Comunista de España

Tras las movilizaciones anti-Otan, había un clamor para que se configurase una alternativa política a la izquierda del PSOE (que con engaños y manipulaciones terminó metiéndonos en la OTAN). El PCE, que siempre ha defendido la confluencia con otras fuerzas progresistas, junto a otras organizaciones políticas y personas independientes creó lo que pretendía ser un amplio movimiento político y social al que denominamos Izquierda Unida. En una primera fase, aunque los comunistas éramos (y somos) la fuerza mayoritaria de IU, el reparto de responsabilidades en la organización se hizo satisfactoriamente para todos los grupos, potenciándose incluso los mas minoritarios como Izquierda Republicana.

El sistema inicial de cuotas permitió que gracias a la generosidad del PCE, Izquierda Unida tuviese su fase mas democrática, con mas trabajo por la base y con asambleas abiertas a los no afiliados y con una participación de los minoritarios que empezaba por la aparición de sus logos en igualdad de condiciones en los carteles electorales y terminaba en el reparto de responsabilidades en la organización y en los cargos públicos. Después, se quiso dar un paso más que era la desaparición de las cuotas de partido y se pasó a la fase de “un hombre/mujer, un voto”. Para muchos era un intento de democratizar más IU y dar más protagonismo a las bases y a la acción de los militantes. Para otros (aunque nunca se reconoció) era un intento de acabar o “esconder” al PCE, sus símbolos y sus siglas y además de hacer una nueva formación política que no pudiera ser acusada de “comunista”. Para este segundo grupo de personas, el PCE debería limitarse a hacer la Fiesta anual, publicar Mundo Obrero y poco más. Desgraciadamente, durante muchos años ese ha sido (y en parte viene siendo) el papel del PCE.

Desde el último Congreso del Partido, se ha querido romper esta situación defendiendo abiertamente una acción más directa y coordinada del PCE en Izquierda Unida y ante la sociedad. Sin embargo, será necesario un gran esfuerzo de todos para hacer que este cambio no se haya producido demasiado tarde. Los medios del Partido tanto económicos como humanos están muy mermados. En la pasada manifestación del 1 de Mayo se ha verificado la baja y “pobre” presencia del PCE como tal en la misma.

PARTE 4 – El PCM-PCE en Getafe. Situación actual.

Con lo expuesto sobre el marco de IU y el del PCE tanto a nivel del estado como de la Comunidad de Madrid, el funcionamiento de la agrupación de Getafe no ha podido ser positivo. Al final, cuando se derrumba un edificio todos los cascotes caen sobre la base. El PCE de Getafe sufre de la mayoría de los problemas que hereda de IU y del PCE:

· Censos inflados. Aunque se han realizado intentos de eliminar a aquellas personas que no pagan las cuotas desde hace mucho tiempo, no se permite desde la dirección regional realizar esta limpieza.

· No existe una línea política. Los factores son múltiples. No se debaten adecuadamente los documentos aprobados oficialmente por el Partido, ni los del PCE ni los del PCM. En la última convocatoria para debatir el Manifiesto programa (Abril 2.007) no han participado más de 5 personas, es decir ni siquiera los miembros del Comité Local.

· Se ha producido una pérdida de influencia en IU. Muchos militantes del PCE en Getafe no quieren estar en Izquierda Unida y han dejado de pagar las cuotas de IU. Esto también queda reflejado en el hecho de que militantes del PCE de otras sensibilidades de IU ya no acuden a las reuniones del PCE a exponer sus puntos de vista y su acción política se centra exclusivamente en IU.

· Nivel bajo de participación en los Plenos. Año a año ha ido descendiendo el número de personas que acuden a los plenos. En la actualidad a los plenos acuden entre 10 y 20 personas dependiendo de que en el mismo se vayan a realizar votaciones de listas o no. Quizás algunos militantes han comprendido que en el PCE ya no se decide nada acerca de IU y no acuden a los plenos del PCE sino a los de IU. Al haber disminuido el nivel político del partido como consecuencia de la falta de debate, en los plenos del Partido se producen permanentes broncas (fundamentalmente sobre asuntos de IU de Getafe) y los temas no son tratados con la profundidad que fuese de desear.

· Descenso en la actividad de las comisiones de trabajo. Las comisiones se vienen convocando, pero asisten cada vez menos personas. Se realizan importantes actos en la Tertulia, que son actos organizados por el PCE: Solidaridad con Irak, Venezuela, Cuba, etc. Pero estos actos por muy importantes que sean, no pueden confundirse con la actividad de un partido político.

· Incumplimiento de los acuerdos congresuales. Este tema es muy grave. Se toman acuerdos en las conferencias de la agrupación y no se cumplen. Es como si éstas sólo sirviesen para nombrar el Comité y para esto “navajas”. El resto se puede aprobar todo, porque no se va a hacer nada. ¿Será esta vez, mas de lo mismo?.

PARTE 5 – El PCM-PCE en Getafe. Plan de Trabajo.

El actual Comité Político del Partido no es el principal responsable de esa situación. Este proceso ya viene agravándose desde hace incluso décadas. Este Comité tiene el mérito de haber mantenido la actividad del Partido, empezando por que se ha podido mantener el local abierto. Se han cobrado y liquidado las cuotas y se ha podido mantener, cada vez con menos ayuda, la caseta de las fiestas (que en cierto modo permite el mantenimiento económico del la agrupación). Así pues, los puntos del apartado anterior no pueden ser entendidos como una critica absoluta al funcionamiento del Comité. Este tiene su responsabilidad, pero no la máxima. Los problemas de Getafe son sin duda generalizados y es muy posible que se pueda decir lo mismo de Leganés, Parla o de los distritos de la capital. Si no fuera así, si es un fenómeno exclusivo de Getafe, ¿que ha hecho la dirección de Madrid o la federal por arreglarlo?.

Es incluso posible que nuestra agrupación esté entre las más activas, no sólo de Madrid sino del resto del estado. Pero hay que poner freno al proceso descrito. Y en nuestra mano está empezar por esta agrupación.

Lo primero es recuperar el Partido para todos los militantes intentando que se incorporen a la dirección y a los debates todas las sensibilidades presentes en Getafe. Para ello, habrá que fomentar un clima de debate sereno y sin crispación impidiendo los enfrentamientos personales, que en ocasiones acaban en insultos. ¿Qué valor tendrá el ganar una resolución muy revolucionaria si ello es a costa de cargarse la unidad del partido, su capacidad de debate y sobre todo si se pierde cualquier fuerza para llevar adelante esa resolución?. ¿De que sirve convocar una manifestación contra el uso militar de la Marañosa si no acuden más de 4 personas? Es urgente que el partido tome fuerza, la fuerza de recuperar el debate ante la discrepancia, la fuerza del rigor, la fuerza que nos dará recuperar a militantes, que aunque sigan pagando las cuotas, no hacen vida de partido. Un partido fuerte abordarán mejor los retos que se plantee. Un partido débil no servirá de nada ni dentro ni fuera de IU.

Nuestra segunda meta es recuperar nuestra agrupación como una agrupación del PCM y del PCE. Es decir, debemos debatir y asumir los documentos oficiales donde se plasma la política del Partido. Es paradójico que en ciertas ocasiones personas que defienden el centralismo democrático como la forma más correcta de funcionar, incumplen sistemáticamente toda directiva que provenga de los órganos superiores del Partido, si no comparte aquella.

Para ello, la propuesta de acción para este año se basa en los siguientes puntos:

· Claridad financiera. Trimestralmente, el comité publicará en el tablón de anuncios de la Sede las cuentas del Partido. Los datos a incluir son cuotas cobradas (Número de militantes que están al día de pago. Número de militantes que deben más de seis meses y número de militantes que deben más de dos años. A estos últimos el comité hará gestiones en el regional para que sean dados de baja del Partido). Se publicarán ingresos, gastos y saldo de tesorería.

· Revisión del fichero de militantes para recopilar un nuevo dato la forma de envío de información. A aquellos militantes que tengan e-mail se les enviará regularmente la información del Partido por e-mail. Los miembros del comité y los militantes voluntarios para ello, contactarán con todos los militantes del Partido para intentar recuperar su presencia en el partido. Se elaborará un cuestionario de argumentarlo y para recabar las opiniones de los mismos acerca de sus motivos para no incorporarse al partido.

· Los Comités locales estarán abiertos a todos los militantes que podrán participar con voz pero sin voto.

· En función de las posibilidades de acceso de los militantes a Internet, se podrá diseñar una página Web del Partido que contenga las cosas más actuales y enlaces con artículos de interés. Cuando se vayan a debatir temas concretos en las comisiones de trabajo se publicará en la página el material relacionado.

· Semestralmente se enviará un boletín informativo a los militantes (por soporte electrónico a los que tengan e-mail). En ese boletín (y en la página Web) cualquier militante que quiera puede participar con sus opiniones. De esta forma, se dará soporte de expresión a todos los que consideren que en alguna asamblea no han podido expresar sus ideas suficientemente. En ese boletín, entre otras cosas, se incluirán las cuentas y el plan de trabajo del semestre. Toda la información que emane del comité, y sus actas de reunión serán transmitidas a la dirección del PCM.

· La voz del Pueblo se editará con temas monográficos para expresar la opinión del Partido en temas que requieran de tal medida a criterio del Comité. El PCE no renuncia a hacer pública su opinión contraria puntualmente a decisiones y acciones del Ayuntamiento. Y esto se hará siempre tras solicitar a los miembros del PCE que están en los cargos públicos que expliquen su postura. Esto es válido así mismo, para la Comunidad.

· Continuarán las actividades cotidianas que permiten mantener vivo el Partido: Apertura del local, kiosco en las fiestas, entrega de propaganda, etc. También deben continuar los actos de carácter cultural y solidario que viene realizando el Partido a través de “La Tertulia”

· Se organizará una reunión mensual para discutir de los documentos emanados del PCM, del PCE Federal y Mundo Obrero. Como resultado de estas reuniones se elaborara un pequeño resumen y/o conclusión que se publicará en los medios antes expresados.

· Los debates de grupos de trabajo o plenarios se organizarán con un orden del día o tema de debate limitado. Aportando si en posible un documento base para el debate. Se intentará que todo el mundo pueda expresar sus opiniones. Trimestralmente se invitará a un miembro del partido que tenga cargo público en el ayuntamiento o en la comunidad para que expliquen y debatan con la agrupación, la acción institucional de IU. El documento “Código ético de la agrupación de Getafe” puede ser reelaborado para que se convierta en una especie de Estatuto del Cargo público y que fije las normas éticas y relaciones con el Partido, que deben tener los miembros del mismo que ocupen cargos públicos o derivados de los mismos (puestos de confianza) o en otras organizaciones como IU, CC.OO., etc. Se trata de compaginar la independencia que estas personas deben tener en el ejercicio de sus funciones con la lealtad al Partido y el cumplimiento de su ideario político. Pero también debe ser un código para los militantes que sin ser cargos públicos también tienen unas obligaciones de comportamiento ético en el Partido.

· Para intentar captar nuevos militantes, el área de formación organizará regularmente actos donde se traten temas de interés general y otros de explicación de los fines del PCE.

· Intentar que los militantes que han abandonado IU retomen su afiliación a la misma. Realizar un foro de debate abierto a personas del entorno de IU pero que no militan por una u otra causa al debate de alternativas, acciones comunes, etc.

· El comité político de la agrupación deberá nombrar un responsable de coordinación de actividades con IU. Este cargo recaerá en un miembro del Comité Local que también pertenezca al Consejo político de IU. Si ningún miembro del Comité Local es miembro del CP de IU se podrá captar a un militante del PCE que sea miembro del CP para que cubra esta responsabilidad. Se incorporará al comité con pleno derecho de debate y votación. La responsabilidad de este cargo es coordinar que los calendarios de actividades del Partido son compatibles con los de IU y viceversa, además sin menoscabo de otros contactos de otros miembros del PCE con la dirección de IU, este militante transmitirá a uno y otro comité los temas que pudieran ser de interés común y/o objeto de debate.

Estas medidas deben permitir que paulatinamente el Partido funcione como tal, se refuerce con más militantes que participen en sus debates y que vaya recuperando protagonismo e influencia política dentro y fuera de IU. El comité o los plenos deben ir evaluando el cumplimiento y el resultado de estas acciones para introducir las medidas correctoras oportunas.

Dentro de un año se realizará un documento donde se analice nuevamente la situación y el resultado de las medidas adoptadas.

* * *

José Valentín Ramírez

Getafe

Anuncios