El 27 de septiembre de 1975 fueron fusilados cinco antifascistas luchadores por la libertad. Las manifestaciones por su amnistía se reprodujeron exponencialmente en toda Europa. Personalidades políticas y organizaciones de masas de ámbito internacional mostraron su solidaridad con el pueblo español, numerosas delegaciones del Gobierno franquista en el extranjero fueron asaltadas con motivo de estas movilizaciones, del mismo modo que la gran mayoría de países democráticos retiraron sus embajadas en nuestro país, instando al gobierno de Franco a conmutar las penas de muerte de “los cinco”.

Los medios monárquicos-fascistas silenciaron y calumniaron la brava lucha de estos cinco antifascistas que junto a casi 300 personas forman parte de la lista de asesinados por los poderes “oficiales” (policía armada-guardia civil-ejército) durante el franquismo. Los medios ignoraron, así mismo, que fueron condenados sin ninguna prueba, que no fuera las autoinculpaciones conseguidas a través de la tortura. El juicio fue una burla que constituye por sí mismo la necesidad histórica de juzgar por asesinato a los jueces que intervinieron en el mismo, así como a los voluntarios de los pelotones de ejecución.

Decimos que son las últimas víctimas del franquismo, victimas “oficiales”, pues después de estos fusilamientos, el franquismo siguió asesinando con “balas al aire” o crímenes como el de los abogados de Atocha.

Este sábado se rinden diversos homenajes en toda España. En Madrid estas son las convocatorias:

actorecuerra CPda

 

40_fusilados_franquismo

Anuncios