El otro día, accidentalmente volví a oír la canción “Companys, No és això,” de Luis Llach volvió a sobrecogerme como hace muchos años. Podéis escucharlas en You Tube en estos enlaces:

https://www.youtube.com/watch?v=gMzXwFUpzEI

Con subtitulos en castellano:

https://www.youtube.com/watch?v=1eyMBQt6Oqc

Personalmente creo que las imágenes que han puesto no responden exactamente a la intención de Llach. Desde luego cualquiera de los conflictos como Palestina, los asesinatos de mujeres, la guerra del golfo… son merecedoras a un reproche colectivo, pero yo creo que la canción de Luis quería cantar algo más íntimo: la compuso en 1.977 al ver los primeros movimientos electorales, al ver las carreras por “tomar cacho”.. al ver que Cataluña iba a seguir sin poder decidir su futuro. El ha proclamado varias veces que “no es independentista” sino que reclama el “derecho a decidir” de los catalanes y de todos los pueblos.

La canción sobrecoge. La siento como una llamada a mi mismo… No es una denuncia a Aznar, a Regan o al FMI la canción dice “Compañeros… “ es una llamada a nosotros mismos.

Nos obliga a pararnos.. ¿estamos haciendo lo correcto?… o me está diciendo “Compañero, no es eso… no es eso… “ Desde la autoridad moral y ética de Luis se desarman todas las certezas.

En un programa de Évole, Luis Llach hace una referencia a Podemos que nos debe llenar de orgullo……. y responsabilidad .. que pasado mañana, Luis no nos diga “compañeros, no es eso”.

Escucho otra vez la canción y vuelvo a pensar … si hoy me está hablando a mí.

JValentín

***

Luis Llach se refiere a Podemos en el siguiente video:

https://www.youtube.com/watch?v=XRS12qzo-Hg

—————————  Letras:

COMPAÑEROS, NO ERA ESO

No era eso, compañeros, no era esto

por lo que murieron tantas flores,

por lo que lloramos tantos anhelos.

Quizás hay que ser valientes de nuevo

y decir no, amigos míos, no es eso.

No es eso, compañeros, no es eso,

ni palabras de paz con palos,

ni el comercio que se hace con nuestros derechos,

derechos que son, que no se hacen ni deshacen

nuevos barrotes bajo forma de leyes.

No es eso, compañeros, no es eso;

nos dirán que ahora hay que esperar.

Y esperamos, por supuesto que esperamos.

Es la espera de los que no nos detendremos

hasta que no haya que decir: no es esto

——

Curiosamente,  en el siguiente albúm  (un año más tarde) Luis cantaba Soñamos… que parecía la continuación de la anterior canción,  enlazando con conceptos de sueños, luchas y ESPERAS:

 

SOÑAMOS

(SOMNIEM)

Soñáis.

Pues sí, claro, soñamos constantemente.

Esperáis demasiado.

Pues sí, claro, hemos aprendido a esperar y lo esperamos todo.

Queréis demasiado.

Pues sí, claro, queremos demasiado, más, todo, ávidamente.

Tenéis demasiada prisa.

Pues sí, claro, caminar, llegar, recomenzar, tenemos prisa, mucha prisa.

Soñáis.

Sí, inevitablemente. El sueño de hoy  como posibilidad del mañana.

Esperáis demasiado.

Pues sí, claro, y no nos avergüenza ser esclavos de la esperanza.

Queréis demasiado.

Pues sí, claro, es nuestro rabioso derecho, y más aun nuestro deber.

Exigís.

Pues sí, claro, apasionadamente o con tristeza.

Y de todos modos,

Y de todos modos mejor así,

Mejor un pueblo que se mueve

Aunque a veces precipitado,

Aunque a veces demasiado prudente,

Aunque a veces sucio, bajo, rastrero,

Aunque a veces sublime,

Mejor así, con toda su condición humana, extraña y sencilla;

Mejor así, que un rebaño de corderos sometido al cálculo de los ordenadores de intereses.

Por ello, nadie debe avergonzarse de decir, nadie debe avergonzarse de gritar:

Soñamos, sí, constantemente, soñamos sin límites en los sueños,

Soñamos  hasta  lo inimaginable.

Soñamos siempre

Y lo esperamos todo, hemos aprendido el arte de esperar, el arte de esperar

en noches interminables de impotencia; sabemos esperar y lo esperamos todo, todo,

Y lo queremos todo, queremos lo imposible para  llegar a lo posible,

Queremos lo posible para llegar a lo imposible;

Mejor así, con toda la condición humana, extraña y sencilla;

Mejor así, que un rebaño de corderos sometidos al cálculo de los ordenadores de intereses;

Por ello; si alguna vez nos dicen, si alguna vez se atreven a decirnos…

Soñáis.

¡pues sí, claro! Constantemente, soñamos siempre.

Si nos decís: esperáis demasiado.

Pues sí, claro, hemos aprendido a esperar, y lo esperamos todo.

Si nos decís: queréis demasiado.

Pues sí, claro, queremos demasiado, y aún más, ávidamente.

Si nos decís: tenéis demasiada prisa.

Pues sí, claro, caminar, llegar, recomenzar, sí, tenemos prisa., claro, caminar, llegar, recomenzar, sí, tenemos

Podéis oírla aquí: https://www.youtube.com/watch?v=pOxhYs7wCpU

Anuncios