El otro día una amiga me llamó la atención sobre lo incorrecto de usar el término “coñazo” en lugar de “plasta”, “pesado” o algo similar. Tenía y tiene razón. En mi descargo quiero expresar la dificultad de “corregir el vocabulario” que hemos “mamado desde pequeño” (perdón si esta es una expresión sexista). Creo sinceramente que ido abandonando las ideas machistas que haya podido tener … al punto que realmente no me planteo la mayoría de asuntos desde una perspectiva de género. El otro día, en una conferencia de urbanismo, alguien preguntó sobre la relación entre urbanismo y género. Jamás se me hubiese ocurrido.. y sin embargo el tema parece importante habiendo varias organizaciones de urbanistas/arquitectos/as que trabajan sobre esas cuestiones.

Cuando no hemos sufrido una discriminación negativa de género es fácil olvidarse que el tema sigue ahí, mejorado, pero vivo y coleando.

A modo de disculpa decir lo que arraigan los léxicos mas allá de sus orígenes… yo creo que cuando alguien dice “este libro es coñazo” no piensa en un contenido de género, como cuando se dice “A todo trapo”, “Viento en popa”, ”Recoger velas”, Perder el rumo”, Irse a pique”, “Cortar amarras”, “Tirar por la borda”, “capear el temporal”… nadie piensa en el mar.. o ¿la mar? y todos ellos son términos náuticos.

No obstante, si me parece importante intentar no usar términos sexistas ni aunque sea un “chascarrillo”. Así que, ¡José Valentín , más cuidado la próxima vez!

José Valentín Ramírez

Getafe

Anuncios