Ayer recibí un email con el asunto: El nuevo Lute y la clásica foto de la detención de El Lute pero con la cara de Urdangarin un retoque de photoshop. Lógicamente no he reproducido esa foto para evitar que se me reclame derechos de imagen.  Me enfadé mucho del montaje ya que no hay un solo paralelismo entre Eleuterio Sánchez y Urdangarín.

 

Véase la foto, mírense sus ropas harapientas, su delgadez por pasar hambre, no por hacer hogglin por la sexta avenida. Mírese la foto, véanse los tricornios y los uniformes de la época más gris de la dictadura,  cuando no había salario de inserción, y se hostigaba a gitanos y mercheros.

 

Si pudiéramos ver su  expediente, sabríamos que   fue encarcelado seis meses por primera vez por robar dos gallinas para dar de comer a su familia… que no sabía leer ni escribir. Muy alejado del hijo de un ingeniero y educado en las mejores aulas de Euskadi. Al que no le faltaba ni para él ni para su familia… admirado y protegido por los poderes públicos… demasiado protegido. Sin duda, su código ético es muy distinto del de los quincalleros… pero El Lute nunca hubiera robado la muleta a un niño para venderla por chatarra.

 

Al autor del photoshop le pido: ¡Un respeto para “EL Lute”…!

Anuncios