28 de Mayo en la sala de conferencias de la Fábrica de Harinas.

Eduardo Sánchez Iglesias, Investigador y Técnico del Grupo Parlamentario de IUCM  dio una interesante conferencia con el título:

 

FUNDAMENTOS Y LÍMITES DEL CAPITALISMO EN ESPANA.

Causas y consecuencias de la crisis

 

Presentó el acto Ignacio Sánchez Coy. Asistieron unas 40 personas. Antes de Eduardo Sánchez intervinieron los responsables locales de UGT y CC.OO. que, entre otras cosas, expresaron los esfuerzos de ambos sindicatos para que en esta ocasión, la crisis no la paguen los más desfavorecidos ni los trabajadores mediante recortes salariales o de derechos laborales.

 

Ambos sindicalistas pusieron también de manifiesto el avance de la crisis en la zona sur de Madrid con un importante aumento del desempleo y contratos precarios. Se da la paradoja, expresó el responsable de CCOO de Getafe, que hay mas contratos que el año pasado, pero, evidentemente de contrataciones mas cortas.

 

Para expresar la interesante aportación de Eduardo Sáchez publicamos el material que tuvo la amabilidad de entregar a los presentes.

 

 

LA IMPORTACIA DEL ESTUDIO DE LAS CRISIS ECONÓMICAS

 

 

 

•DEBATE ECONÓMICO

 La economía como el elemento central de la sociedad.

Elemento central marcado por la relación capital trabajo: la economía como el marco privilegiado para el debate político.

No hay alternativa política sin alternativa económica.

 

 

• DEBATE POLíTICO

– El debate político nacional esta determinado por el debate de la salida de la crisis.

– El debate acerca de la reconstrucción de la izquierda pasa por articular una alternativa social de salida a la crisis.

– El debate dentro de IU tiene un fuerte contenido de debate económico.

 

EL DEBATE ACERCA DE LAS CRISIS ECONÓMICA

“Dime qué entiendes por crisis y te diré que posición política tienes.”

 

•LA CRISIS VISTA DESDE EL LIBERLISMO ECONÓMICO

– La iniciativa privada como motor.

– El mercado como marco eficiente de asignación de recursos.

– La crisis como resultado de elementos exógenos que frenan el mercado.

– Frente a la crisis: políticas de oferta para salvar la rentabilidad empresarial

 

 

•LA DEFINICIÓN DE CRISIS PARA LA ECONOMíA CRíTICA

– El trabajo como motor de riqueza.

– La misma lógica de acumulación del capital es causante de la crisis. Explicación endógena.

– La crisis como necesidad para restablecer la condiciones de rentabilidad.

– Una política económica dirigida a la demanda.

 

ESQUEMA DE LA CONFERENCIA

3.      La crisis de los setenta y la configuración del capitalismo inmobiliario y financiarizado español.

2.      La nueva especialización económica de la Comunidad de Madrid.

3.      Las funciones económicas del sector de la construcción.

4.      Una política económica de ajuste en lo social y sobre-oferta de recursos para lo privado. Desregulación de la fuerza de trabajo, privatización del sector público y “keynesianismo inmobiliario”.

5.      El impacto social del modelo: La nueva estructura de clases en la Comunidad de Madrid.

6.      Las consecuencias del modelo: Concentración de la renta, distribución desigual de la riqueza y segregación territorial.

7.      Las causas de la crisis: desvalorización del trabajo, dependencia exterior y pérdida de la soberanía económica.

8.      Las consecuencias de la crisis: la intensificación del trabajo y la acumulación por “desposesión”.

9.      La salida conservadora a la crisis. La propuesta del PSOE y del Gobierno.

 

La crisis de los setenta y la configuración del capitalismo inmobiliario español

 

-Lógica de acumulación del desarrollismo franquista basada en los incrementos de productividad del trabajo en la industria a través de la lEO, el empleo de las divisas provenientes de las remesas y del turismo. Mercado interno protegido.

 

-La crisis de los setenta es la adecuación de España a una nueva lógica de acumulación: internacionalizar su economía por medio de de la entrada en la CEE: privatización, liberalización y desindustrialización. El discurso de la “modernización”.

 

-1978-1985 periodo de transición hacia un modelo económico basado en: estancamiento de los salarios reales e intensificación del uso del territorio y de la energía. Decreto Boyer, reformas laborales, fondos estructurales y el “mito de la Sociedad de la Información”.

 

-Objetivo: atraer al sector financiero internacional a través de la expansión del mercado inmobiliario.

 

-1994-2006: máxima expresión del capitalismo inmobiliario español. Ley del Suelo, privatización, políticas de ajuste y entrada en la UME.

 

La nueva especialización económica de la Comunidad de Madrid

        Madrid en la nueva división internacional del trabajo. Del Madrid industrial al Madrid de la finanzas y los servicios a empresas.

 

        Territorio, bajos costes laborales e infraestructuras como efecto reclamo para la nueva localización empresarial. servicios financieros”.

 

        Del mito de la “Sociedad de la información al mito de la Economía de los servicios financieros”.

 

        Sociedad de la información como reclamo para la desregulación laboral y la reforma educativa de los ochenta-noventa.

 

        La Economía de los servicios como reclamo para la precarización laboral, la desindustrialización y el uso intensivo del suelo.

 

        El debate del crecimiento y la competitividad como nuevo discurso ideológico conservador.

 

 

Las funciones económicas del sector de la construcción

 

-El sector inmobiliario como el ámbito material que posibilita la alianza económica y política del Madrid actual: la alianza entre la construcción y las finanzas.

-Alianza basada en un objetivo: imponer una dinámica de formación de precios favorables que permita amortizar la inversión en capital fijo.

-Esto permite asegurar su inversión de los riesgos de la producción industrial sujetas al cambio tecnológico y la competencia.

-La ocupación del territorio por medio de una política común:

– Política monetaria de tipos bajos.

– Apoyo a la política de convergencia y un € sobrevalorado.

– Desregulación de los servicios financieros y facilitar el endeudamiento familiar.

– Apertura del mercado al los fondos de inversión privados.

-Alianza social basada en una mayoría social a cambio de: pleno empleo e incremento patrimonial de las familias. Precariedad y deuda familiar.

 

 

Una política económica adecuada al capitalismo inmobiliario

 

Este uso intensivo del trabajo (precariedad laboral estructural) y del territorio expansión del sector residencial privado) como factor clave de crecimiento necesita de una política económica basada en siete puntos:

         Desvalorizar la fuerza de trabajo. Flexibilización salarial, flexibilizar las condiciones de entrada/salida de la empresa y flexibilizar la gestión del trabajo dentro de la empresa.

         Subsidios indirectos a la demanda inmobiliaria. Desgravación para la compra de viviendas y segundas residencias.

         Promoción del mercado hipotecario. La hipoteca como forma de transferir renta de las rentas de trabajo a las de capital y de transferir los riesgos de los mercados financieros a las familias endeudadas.

         Liquidación del parque público de vivienda en alquiler. Sólo para momentos en los que cae la demanda del sector de vivienda libre.

         Políticas de suelo basadas en incrementos de suelo urbanizable.

         Reestructuración territorial y construcción de infraestructuras. Desvío de los fondos estructurales de la UE hacia una “política de reclamo” de localización de capitales.

         Favorecer la deslocalización y la inmigración ilegal o desregulazada.

         Privatización de los servicios públicos.

 

La nueva estructura de clases en la Comunidad de Madrid

 

         Creación de una nueva jerarquía social.

1.            Sector servicios decisional. Ejecutivos y cuadros del sector financiero e inmobiliario internacional. Existencia de trabajadores administrativos precarios pero no conflictivos. Sustituyen a la vieja burguesía industrial, propietaria y financiera madrileña. 30% de los nuevos trabajos creados.

2.            Nuevo proletariado urbano. Empleado en el sector servicios dependiente del anterior. Hostelería, inmobiliario, comercio y turismo de negocios. Sustituye a los antiguos empleados del comercio madrileño y trabajadores industriales. 55% de la FT.

3.            Trabajadores de la construcción e industria auxiliar afín. 8% FT.

4.            Disolución de las antiguas capas medias madrileñas. Vinculadas al Estado social y de los profesionales y técnicos de las grandes empresas. Externalización y privatización lleva a una nueva proletarización del sector.

 

Las consecuencias sociales del modelo

 

 

-Dualización del mercado de trabajo -> concentración de la renta. Ganan rentas de capital o rentas mixtas, mientras pierden las rentas salariales. Periodos 2000-2006 los incrementos de los salarios fueron del 1,6% , de los activos financieros el 8,7%, de los valores inmobiliarios del 5,8%  y del PIB del 4,1%.

 

-Distribución desigual de la riqueza. La riqueza es: renta+patrimonio. El patrimonio depende del ahorro que depende de los ingresos. Disminución de las rentas de trabajo lleva a una adquisición patrimonial menor que las rentas mixtas o de capital.

 

-Segregación territorial. Concentración de la renta y distribución desigual de la riqueza son consecuencia de un nuevo desequilibrio territorial norte/sur en Madrid. La aparición del proceso de suburbanización y de la “ciudad difusa”.

 

Las consecuencias de la crisis

          La rapidez de la expansión de los efectos de la crisis debido a cuatro motivos:

 

1.      La aparición del paro como elemento dirigido a la reducción del déficit exterior y de estrategia competitiva de las empresas.

 

2.      La disminución del gasto social.

3.      Una especialización equivocada de la economía española. La atracción del Este europeo en el sector inmobiliario, agrícola e industrial.

 

4.      Elevación del los precios por motivo del aumento del oligopolio en el sector servicios y el desvío de la inversión especulativa al sector primario.

 

Consecuencia: mayor dualización social, mayor desequilibrio territorial y menor crecimiento

 

Las causas de la crisis

 

-El carácter de la crisis es el de una crisis de rentabilidad de la empresas. Hay una sobreproducción que no encuentra salida.

 

-Un modelo basado en la intensificación del trabajo a través de una continua desvalorización del mismo impide que este aumente la aportación de valor a la producción: el debate de la productividad.

 

-Dependencia exterior. La configuración de la economía española como una economía de servicios e inmobiliaria trae desindustrialización y un sector servicios bajo oligopolio y dependiente de la evolución de los mercados financieros internacionales. Esto genera: inflación y déficit exterior. Dependencia de la economía española de la financiación exterior hoy en crisis.

 

-Pérdida de margen de maniobra económica. El sistema económico español sólo se puede reproducir por medio de más intensificación del trabajo y del territorio. Carece de política monetaria propia y de recursos suficientes debido a la desfiscalización del Estado. Contención salarial, reducción del Estado social y reformas fiscales regresivas como salida conservadora de la crisis.

 

 

 

La salida conservadora a la crisis. La propuesta del PSOE

 

-Las crisis actual como algo inevitable y necesario para restablecer rentabilidad empresarial.

-¿Cómo?:

-Aumentando más la tasa de actividad. Presión para reducción de la economía familiar

(liberalización comercial) y “expulsión” de estudiantes al mercado laboral (reforma educativa).

-Intensificación mayor del trabajo. Aumentar la flexibilización salarial (la flexiseguridad). El debate de la productividad.

-Acumulación por desposesión. Pasar al mercado ámbitos no mercantilizados. Reforma universitaria, sanidad y Ley de Dependencia. Intensificación del territorio (el debate del Alta Velocidad y de la Energía Nuclear).

-Apoyo a la internacionalización de las empresas constructoras españolas. Aumentar el oligopolio en el sector servicios y la privatización del sector científico español. La figura de Miguel Sebastián. El debate de la competitividad.

-La reducción del Estado social a políticas paliativas y segmentadas. El social-liberalismo como ideología y la empleabilidad como práctica. El debate del “Nuevo marco de lo social”.

-El abandono del pleno empleo como objetivo. La competitividad como política rectora. El Tratado de Lisboa. El crecimiento sustituye a la redistribución: una política económica basada en la oferta y no en la demanda.

 

Después de la intervención de Eduardo Sánchez intervinieron diversos asistentes.

 

***

Anuncios